viernes, 5 de junio de 2009

¿QUÉ COMPONE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL?

A continuación se explican los principales componentes de la Inteligencia Emocional. Cabe resaltar que cada uno de ellos es potenciable a cualquier edad, solo se necesita una adecuada motivación y una actitud abierta al cambio para sentirse más saludable.

Autoconciencia

El primer componente básico de la Inteligencia Emocional (IE) es la autoconciencia; sin ella no es posible plantear el tema. Debido a que al ser humano le es posible trascenderse y conseguir ser autoconsciente, sus emociones y afectos pueden estar dentro de su esfera de conocimiento. Muchas veces, cuando se trata de sentimientos negativos puedes preferir ocultarlos o inconscientemente hacer como si no existieran. En ese caso el nivel de IE es bajo.

Weisinger considera que si somos conscientes, podremos darnos cuenta que estamos elevando el tono de voz frente a las exigencias y presiones que recibimos de otra persona. Y porque somos conscientes de este hecho entonces podemos darnos la posibilidad de apaciguar la irritación y responder con respeto y ecuanimidad.

Las personas poco concientes de sus emociones suelen padecer de sensaciones de frustración, desilusión, depresión y no saben por qué les ocurre eso. También puede suceder que sin ser concientes de lo que sienten, comienzan a padecer una serie de trastornos físicos como palpitaciones, sudoración, indigestión, gastritis, colitis, dolores musculares, etc.

Autodominio

Otro componente de la Inteligencia Emocional es el autodominio. Muchas veces, puede confundirse el autodominio de las emociones y los afectos con la supresión o la represión de los mismos. Las personas creen que mientras menos expresen sus sentimientos entonces menos vulnerables o susceptibles va a mostrarse frente a los demás.

Sin embargo, la inteligencia emocional considera al autodominio como el apropiado manejo de los sentimientos esto es: aceptar un sentimiento, tratar de comprenderlo, evitar echar la culpa a los demás del mismo y ser capaz de saber que hacer y no sucumbir frente a el.

Respecto al autodominio, Daniel Goleman dice: “es ser capaces de soportar los embates emocionales de la vida y saber responder sin excesos emocionales”, es decir sin exageraciones o restando importancia a los sentimientos.

Automotivación

Goleman considera a la automotivación como la aptitud magistral “atletas olímpicos, músicos de nivel mundial y grandes maestros de ajedrez demuestran que el rasgo que los une es la capacidad de automotivarse para realizar una rutina de entrenamiento impecable”.

Es la capacidad de la IE, está sustentada a su vez en la persistencia para lograr las metas u objetivos propuestos. Weisinger cree que, tanto para automotivarse como para desmotivarse, es la propia persona quien tiene el poder de encaminar y dirigir su energía: ya sea que la persona use imágenes mentales, pensamientos positivos, metas significativas, o autocríticas constructivas, es ella misma la que determina el nivel de motivación y no las cosas externas.

Comunicación efectiva

Las personas con un elevado nivel de autoconciencia, autodominio y automotivación suelen utilizar los registros de sus propios sentimientos para comunicarse con la gente. No dejar de lado sus emociones, por el contrario, las recogen como datos sumamente útiles para poder transmitir con fidelidad las experiencias que le están ocurriendo.

La IE permite que una persona logre comunicar sentimientos negativos o desagradables de un modo equilibrado.

Para mejora la comunicación, es importante hacerse responsable de tus propios sentimientos y utilizar bases que comiencen con “me siento...” o “siento que...” también necesitas dar apropiado valor a tus opiniones y sentimientos y te animes a considerar como importante lo que tienes que decir.

Relaciones interpersonales

Las personas con elevado cociente emocional disfrutan de las relaciones, no tanto por la cantidad si no por la calidad de las mismas. Se esfuerzan por mantener las relaciones y las proyectan a largo plazo. Se preocupan por la persona en sí y no solo por los beneficios que le reportan.

Establecer relaciones donde eres consciente de las personas no son como tú quieres que sean, sino que tienen sus virtudes y defectos requiere de IE, justamente para aceptarlas, comprenderlas y construir una relación de reciproco conocimiento personal.

Daniel Goleman piensa que “las habilidades sociales son las que permiten dar forma a un encuentro, movilizar o inspirar a otros, prosperar en las relaciones íntimas, persuadir e influir, tranquilizar a los demás”.

Empatía

En pocas palabras la empatía es la capacidad personal para colocarse en la situación del otro, sintonizando con sus sentimientos de modo que es posible entender emocionalmente a la persona.

Quien ha desarrollado su capacidad de empatía no necesita que los demás comuniquen verbalmente sus sentimientos porque puede darse cuenta de ellos por el tono de voz, la expresión de rostro, ademanes y postura corporal, la mirada, la respiración, etc.

Una persona que no es empática no logra darse cuenta de los ceñimientos de los demás, no se contacta con sus emociones. En ese sentido, puede ser simpático (caer bien a los demás), pero no necesariamente empático (aprender y comprender los sentimientos de la gente).

1 comentario:

  1. Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
    Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
    “Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos...
    Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
    Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
    Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
    Hoy puede ser ciencia ficción...tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
    Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar...hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
    Carlos González
    P.D Mi blog es: www.ladanzadelavida12.blogspot.com
    * El libro se puede descargar en mi blog

    ResponderEliminar